Noticias

  • Register

Primer mensaje del nuevo Arzobispo de Yucatán a todos los Jóvenes – Vocación, profesión y amor

Jóvenes en la JPJ 2015
 

La juventud es fundamental para la iglesia. En el mundo, abundan los Grupos Apostólicos y Movimientos formados por jóvenes entregados a Cristo. La Arquidiócesis de Yucatán, no es la excepción, pues cuenta con una verdadera representación juvenil, como lo demostró en la pasada JPJ 2015.

Mons. Gustavo Rodriguez Vega, el V Arzobispo de Yucatán, dirigió en el primer discurso de su nuevo ministerio unas sinceras palabras a toda la juventud de la Arquidiócesis. En un primer momento, pidió escuchar la voz de Dios y considerar el ser llamados.

Un afectuoso saludo a ustedes Jóvenes, Que están en una etapa fundamental de su vida en la que están definiendo la orientación de sus apariciones, de sus capacidades y de su fundamental necesidad de amar y ser amado. Consideren seriamente la posibilidad de que Dios los llame a una vocación sublime. Tú puedes ser sacerdote, tú puedes ser consagrado o consagrada. Vale la pena entregarse a la causa de Cristo, el nunca defrauda.

Jóvenes en Adoración Eucarística - Imagen por Pastoral Juvenil de Yucatán

Jóvenes en Adoración Eucarística – Imagen por Pastoral Juvenil de Yucatán

Además, se refirió también a todos los jóvenes de vida universitaria y a los que han alcanzado una profesión o quizá sueñan y trabajan por algún día obtenerla, a no olvidar la verdadera misión.

Y si el señor no te concede esa vocación (sacerdote o consagrada), has de tu carrera una búsqueda del modo concreto de servir a Dios y a la sociedad. Necesitamos Médicos, Ingenieros, Políticos, Abogados, Maestros, en fin, toda clase de profesionistas santos, que ejerzan su profesión santamente.  atrévete joven a seguir a Cristo en tus estudios y en tu vida profesional.

Finalmente, conociendo la inquietud en el corazón de la juventud, en busca al amor, dirigió unas palabras a todos los jóvenes que piensan o han pensado en el Matrimonio y quienes actualmente tienen una relación afectiva.

y tu corazón, no importa a quién se lo vayas a entregar, pero entrégalo primero a Cristo y verás cómo tu noviazgo y toda tu vida afectiva, va a adquirir una dimensión que tal vez ni siquiera hayas imaginado. El amor, es lo primero y lo último en la vida, pero debe ir siempre acompañado de la inteligencia y la voluntad y orientado por nuestra fe y nuestra esperanza cristiana. Solo en la cruz de cristo, conocemos el sentido pleno del amor.

Con alegría, la juventud de la Arquidiócesis de Yucatán, continuará trabajando en la misión de Cristo; armando lío en el Señor, por donde quiera que pase y siendo partícipes de la comunión como Iglesia entre hermanos.

Te invitamos joven a compartir esta nota con los compañeros de tu grupo, de tu escuela, de tu colonia. Comentar y también hacer eco en las redes sociales.

Nuestro Menu

S5 Box